Vicente Huidobro y las primeras ediciones.

FOTO HUIDOBRO

Vicente Huidobro no necesita carta de presentación, su propio nombre nos hace recordar su importancia como poeta y la influencia que tuvo durante el periodo de vanguardias allá en las primeras décadas del siglo pasado. El escritor chileno fue uno de los personajes más importantes en el mundo de las letras hispanoamericanas de su época, reconocido por ser el padre del creacionismo, uno de los muchos ismos que surgieron a ambos lados del océano en la primera mitad del siglo XX y que tiene como obra cumbre de este movimiento Altazor o el paseo en paracaídas.

Ahora bien, queremos contaros queridos lectores sobre las nuevas adquisiciones que han llegado a nuestra librería. A todos nos gusta el olor a libro nuevo y contemplar el blanco impoluto de sus páginas. Pero hay otro mucho mejor, el del libro antiguo y la textura de sus hojas amarillentas víctimas del tiempo. Estos no solo cuentan la historia que leemos, también nos permite imaginar y crear nuestra propia historia sobre las personas que leyeron el libro antes que nosotros. Os contamos todo esto porque han llegado a nuestras manos dos primeras ediciones de este gran poeta. La primera es un tomo ilustrado del Mio Cid Campeador, Hazaña que Huidobro publicó en 1929 en el apogeo de su fama. Una mezcla de narración, poesía e ilustración en la que Huidobro advierte que para realizar esta nueva historia sobre el Campeador ha seguido algunas veces el Cantar, otras el Romancero y la Gesta respectivamente, otorgándose igualmente ciertas licencias sobre la que es la historia original. La segunda novela es La próxima, (historia que pasó en poco tiempo). Publicada en 1934, esta novela pretende revelar al lector los problemas globales de la época sin dejar de lado el debate. Objetividad, realidad, sentido y razón son unas de las muchas cuestiones que el autor pone sobre la mesa en esta obra.

0

 

Escribir un comentario